04 junio 2008

Advertidos quedáis contra Eroski Online

Siento tener que decirlo. Es la primera vez que un sitio de compra online me decepciona tanto.

Veamos. Soy médica residente, hago un cerro de guardias al mes, y vivo sola y en un quinto piso sin ascensor. Soy carne de cañón para los supermercados con servicio de envío de la compra a domicilio.

Cuando una tiene tiempo se da una vuelta por el Ahorra Más, o incluso por Carrefour, y hace compra para un mes (salvo ciertas cosas perecederas, claro está), paga religiosamente los 5 euros extra, y espera a que en una horita (algo más en caso de Carrefour) se lo lleven a casa.

Cuando una no tiene tiempo, generalmente hace la lista de la compra online poco a poco, a ratos perdidos, y cuando la tiene completa le da a "enviar pedido". Si una lo hace en Mercadona tiene ocasión de incluso modificar el pedido una vez hecho, siempre que no lo hayan metido ya al camión. En mi caso es habitual olvidar el tomate frito o alguna otra minucia. Cierto es que Mercadona cobra alrededor de 7 euros por el envío.

Resulta que me entero de que ahora también Eroski tiene compra online en Madrid, así que decido probarlo. Este mes, para que lo probemos, los gastos de envío son gratis. Ah, muy bien muy bien. Y si gastas más de 100 euros te regalan una botella de champán y un par de copas de cristal. Estupendo, estupendo.

Bien, tomad nota de lo mal que me ha ido con el experimento (eso me pasa por fiarme):
  • Día 1 de junio, domingo por la tarde, me dedico a hacer la compra online. Choco frontalmente con una organización de la web algo distinta a lo que estoy acostumbrada, y un motor de búsqueda bastante malo, pero lo consigo. Importe de la compra: unos 106 euros.
  • Pulso en "pagar", escribo el número de la tarjeta de crédito, y me sale el cuadro de elección de horario de entrega. Como el día 2 estoy de guardia les pido que me lo entreguen el día 3, saliente, entre 17.30 y 19.30 horas (dando tiempo para dormir un rato antes de que vengan).
  • Me sale un pop-up para imprimir la factura. ¡¡Sorpresa!! Total compra 106 euros. Gastos de servicio 0 euros. Total a pagar 117 euros. ¿¿¿Quéeeee??? ¿Y esos 11 euros extra por qué son, por dejarme imprimir la factura?
  • Busco atención al cliente. Mal empezamos. Un 902. Cago'nlaleshe. Para colmo no atienden los domingos. Grrrrr... Les mando un email protestando por lo que entiendo que es un atropello numérico.
  • Me doy cuenta de que se me ha olvidado el tomate frito. Entro de nuevo y veo que NO se puede modificar el pedido. ¡¡!!.
  • Al día siguiente, estando yo de guardia, llaman AL FIJO (a la casa de mis padres!... no me preguntéis por qué, no lo entenderíais) y me dicen que el precio correcto son 117 porque había un error generalizado en la web, y que me llevarán el pedido entre la 17.30-19.30 h del día siguiente.
  • Martes: saliente de guardia, duermo un rato y luego me quedo despierta esperando el pedido. A eso de las 18.30 viene el repartidor y empieza a subirme las bolsas (sospecho que enfadado porque el pedido incluía bastantes bebidas y zumos de frutas). En el primer viaje que el hombre da, le digo que creo que se han equivocado porque vienen menos latas de cocacola de las pedidas, y que me han mandado azúcar blanco en vez de moreno. Me explica que eso se lo tengo que decir a los de atención telefónica y como tiene prisa baja a por la siguiente tanda de bolsas. En el segundo viaje que se pega el hombre, me extraña no encontrar la famosa "bolsa amarilla" de productos sustituídos por otros, pero le firmo el albarán y sale casi corriendo.
  • Reviso la compra: madre mía. No me han traído NINGUNO de los productos frescos. Ninguna de las carnes, los congelados, los yogures, los lácteos, los fiambres. Por supuesto, la levadura y el azúcar moreno brillan por su ausencia, y las latas de cocacola faltantes se las ha debido beber él por el camino. Llamo al 902 enfadadísima y un chico muy majo me dice que deben haberse dejado uno o dos cajones de mercancía en el supermercado. El chico llama al repartidor y a continuación me llama a mi, diciéndome que me llevarán el resto de la compra entre 21.00 y 22.00 h, ya que el repartidor tiene que volver a por lo que se ha olvidado. Le explico al telefonista que estoy saliente de guardia y necesito dormir, que no vaya a mentirme respecto a la hora porque podría enfadarme mucho si pierdo un rato de precioso sueño.
  • 23.30 del martes. Me acuesto sin haber recibido mi cena. GRRRRRRRRRR... Les escribo otro email sumamente enfadada.
  • Miércoles: finalmente les tengo que volver a llamar YO otra vez para preguntarles cuándo carajo me piensan traer lo que falta de mi compra. Me dicen que por la tarde de 20.30 a 22.30 horas.
  • Miércoles 20.00 h: me llaman para comunicarme que el repartidor ha dicho que llegará algunos minutos tarde. Curioso que lo sepa con tanta antelación.
  • Miércoles 23.00 h: por fin llegan mis filetes. No obstante se han vuelto a olvidar de los rollos de papel de cocina, el azúcar, la levadura, las cocacolas, el chocolate negro en tableta... Maldigo mi suerte porque da la sensación de que Murphy no quiere que haga muffins nunca más. Les vuelvo a escribir ooooootro email superenfadadísima sumando el dinero que me tienen que descontar de la factura o instándoles a mandarme el resto de la compra.

En resumen: el experimento me ha salido tan mal que ahora creo que empiezo a entender por qué la gente a veces se vuelve conservadora con sus costumbres. Me queda claro que no volveré a comprar en Eroski online ni aunque me regalen de por vida los gastos de envío. Y mira que lo siento, porque en Coslada no hay Eroski físico y algunos productos de los que venden me gustan bastante.

O sea: ¡Huid de Eroski online! ¡No piquéis!

12 comentarios:

Dr. Bonis dijo...

Curioso porque lo de la compra online debe de ser común entre los resis que vivimos solos. :-)

Yo personalmente recomendaría El Corte Inglés. El servicio de atención al cliente es impecable. Alguna vez el repartidor aparece antes de la hora pactada de reparto como única queja.

Como detalle una vez pedí unos yogures de un sabor, y al día siguiente me llamó una señorita para decirme que de ese sabor no quedaban y que si quería anularlos o cambiarlos por otro sabor.... ¡gran atención!.

Anónimo dijo...

Pues yo soy adjunta (A2) y ni de residente ni ahora he hecho compra on-line. Porque no me fío. Y porque Mercadona no reparte en mi CP.

Anónimo dijo...

El ir a comprar personalmente tiene la ventaja de poder comparar y ver los productos, aunque claro tiene la desventaja de que te tienes que desplazar. Otra cosa es que te lo puedan repartir (por ej Mercadona no reparte en todos los sitios).

Otra cuestión, he recibido; Isabel, un correo tuyo invitandome a unirme a hi5. El contenido era el mismo que la entrada que tenía esta mañana y que ahora está suprimida. ¿Ese correo lo has enviado tú o alguien ha tomado el control de tu PC?.
Saludos
Paco

pedrowesterman dijo...

Vaya, yo estaba pensando en comprar on-line en el Mercadona. Pero leído lo del Eroski ya no sé que hacer..

MG LaSTDReaM dijo...

Bueno, llegué aquí por casualidad buscando cosas relacioandas con el MIR (me toca en enero, que estrés!).

Ya que me he entretenido en leer algunas entradas del blog, me permito el comentar algo en esta.

Por un lado, quedo avisado para dentro de aproximadamente un añito cuando empiece mi residencia de que el servicio de Eroski deja mucho que desear.

Por otro lado, de mi experiencia lo único que os puedo aportar es sobre Mercadona. En casa se ha pedido varias veces el servicio a domicilio con este supermercado y el servicio ha sido muy bueno, no hay ninguna queja, salvo en el aspecto de que a veces no dejan concretar muy afinadamente la hora de entrega, debiendo escoger "primera parte de la tarde" o "segunda parte de la tarde", por ejemplo.

Un saludo.


PS: Tengo un blog bastante "jovencito" y con poca afluencia: http://caminitodelhospital.blogspot.com
Si te interesa un intercambio de enlaces coméntamelo y nos agregamos.

Gonzalo dijo...

No sé si he entendido bien, ¿te suben la compra a un quinto sin ascensor? Me parece entonces que todo es una argucia para no volver a llevar un pedido a tu casa. Y si normalmente subes tú la compra debes ser la residente "más cachas" del hospital.
Y puestos a opinar te diré que yo la hago on-line con Mercadona y que estoy encantado.
Un saludo

elimary dijo...

Cuando yo era residente vivía en un 4º sin ascensor y para un día que pido que me suban la compra el chico tiene un accidente y se parte un tobillo en mi escalera al traerme los yogures.
Me creó tanto cargo de conciencia que cuando terminé la residencia tenía las mejores piernas del hospital. Ya sabéis por qué...

Anónimo dijo...

NIngun problema con eroski online, aunque donde yo vivo ya llevan tiempo repartiendo a domicilio claro... eso si, la pagina web es un poco incomoda para buscar, pero el trato suele ser bueno.

Shopping XL dijo...

Yo utilizo el servicio a domicilio de Carrefour. Con la pega de que tienes que hacer allí la compra. Eso sí, hay una caja específica, y casi todo te lo embolsa el repartidor. Además a partir de 150€ envío gratis.

Enhorabuena por el blog Isabel, lo he descubierto hoy y me está encantando :)

Isabel dijo...

En desagravio de Eroski Online diré que anoche, domingo 29 de septiembre, a eso de las 20.00 h, hice un segundo pedido para ver qué tal se han reorganizado tras las vacaciones. Y que esta vez me han respondido en condiciones.

Horario estipulado de entrega: hoy entre 9.30 y 11.30 h.

Hoy mismo a las 10.30 de la mañana he recibido el pedido completo, de una sola vez, bien hecho, sin artículos faltantes (es más, me han hecho sustituciones por falta de stock, y las han hecho correctamente, en su correspondiente bolsa amarilla identificativa y por marcas más caras pero cobrándome el precio de la marca que yo había pedido).

Además tengo una segunda botella de champán con otras dos copas de regalo (a pesar de que, al faltar un artículo, las uvas, el importe de mi pedido "remodelado" no superaba realmente los 100 euros).

Bueno, veo que al menos es una empresa que sabe evitar tropezar dos veces con la misma piedra... o con la misma bloguera...

Lunhya dijo...

hola! jeje me ha hecho gracia como has escrito el post, la verdad es que yo nunca he hecho compra online (de alimentacion)

por cierto soy enfermera, ahora mismo de urgencias!

bss

Mirna dijo...

Hoy en dia hay diversos sitios para comprar online. Creo que la ventaja de tener internet es que una compara online los precios de lo que necesita y luego puede obtener un resultado comparativamente mejor, aunque creo que pueden haber ciertos recargos como te paso