07 enero 2008

Repasando la toxoplasmosis

No hace mucho surgió la duda entre unas amigas que tengo en el foro desde donde localicé y posteriormente adopté a mis gatos. ¿Qué hacer cuando una se queda embarazada y tiene gatos en casa? ¿Se debe hacer caso a la ginecóloga que protesta tajántemente al ver que la señora es toxo negativa y exige que se expulse inmediatamente al animalito de casa?

Revisemos...
La primera clave fundamental es que el toxoplasma solo puede desarrollar su fase de reproducción sexual en el intestino delgado de los gatos recién infectados. Por lo que el único período peligroso y con riesgo para la salud humana son los 15-20 días que siguen a la primoinfección del gato (por ejemplo, por haberse comido un ratón crudo infectado). Durante esos 15-20 días el gato libera con sus heces ooquistes que pueden madurar (esporular) y tener capacidad infectiva.

Y la segunda clave fundamental es que en humanos el toxoplasma necesita atravesar el intestino para poder diseminarse por vía hematógena (no le sirven otras mucosas, al menos en personas inmunocompetentes), así que la toxoplasmosis no se adquiere por inhalación. Sólo se ha estudiado, por parte del CDC, un supuesto brote por inhalación, en una ocasión, y fue entre trabajadores de un establo (por lo que fue altamente complicado descartar que se hubiese tratado realmente de un brote por ingestión).


Toxoplasma reproduciéndose en el intestino delgado del gato

Los humanos sufren la transmisión del parásito fundamentalmente por:

- Vía oral a través de la ingesta de verduras, aguas, carnes, huevos, leche, etc, contaminados por ooquistes o que contienen quistes tisulares: presentes hasta en un 25% de las muestras de carnes de cordero y cerdo, y más raros en la carne de vaca. La otra opción es comer gato infectado, cosa que en España no suele suceder.

- Los gatos primoinfectados pueden contagiar, porque liberan ooquistes en las heces durante algo más de 2 semanas; esto puede suceder, sobre todo, si se manipulan sus excretas de más de 24 horas de antigüedad (puesto que es lo que tardan los quistes en esporular, entre 1 y 5 días); sin embargo, para ello es necesario INGERIR ooquistes esporulados, o sea, limpiar la caja de la arena "pasadita de fecha" y a continuación chuparse las manos o manipular, con ellas sin lavar, alimentos que se van a consumir crudos.

- La segunda vía de transmisión es la materno-fetal o congénita . Sólo puede ocurrir si la mujer embarazada sufre primoinfección por toxoplasma durante el embarazo, dado que los parásitos se multiplican en el intestino e invaden a partir de ahí todos sus tejidos... incluyendo los del feto. La transmisión al feto sucede en el 50% de las infecciones agudas en embarazadas.

- Más raras son la transmisión por transfusiones, inyecciones, o por recepción de órganos. Y, aunque se ha postulado el contagio interhumano, éste no se ha podido demostrar.


Formas de prevención de la toxoplasmosis congénita si la embarazada es toxo negativa:

- Adquirir la buena costumbre de lavarse las manos siempre antes de comer ... Y recordársela a los "retoños" posteriormente...

- No dejar que sea la embarazada la que limpie la caja de la arena, sobre todo si aparentemente el gato está enfermo o presenta diarrea (podría tratarse de una primoinfección en el gato). Si lo hace, que lo haga con guantes desechables de un solo uso (y si se quiere por sobreprecaución, con una mascarilla), y que a continuación se lave bien las manos antes de manipular ninguna otra cosa. Limpiar la caja de arena a intervalos máximos de 24 horas.

- La misma precaución sería aplicable a las embarazadas amantes de la jardinería. Que no manipulen tierra o mantillo mientras estén embarazadas, y, si lo hacen, que sea con guantes y lavándose cuidadosamente a continuación.

- Si sabemos que nuestros gatitos son toxo negativos, no dejar que "pasten" fuera de casa. Todo el embarazo deben estar a pienso seco. Aunque ciertamente esta recomendación debería extenderse a todos los gatos domésticos y todas las situaciones.

- No comer durante el embarazo carne poco hecha (cocinar al menos 10 minutos a 70ºC) ni cruda (evitar fiambre, jamones, embutidos, etc). Tampoco comer gato (al menos no comerlo poco hecho). De preferencia, y aunque esto no garantiza nada, la mejor opción sería comer carne proviniente de ANIMALES HERBÍVOROS controlados perfectamente en GRANJAS y alimentados con PIENSOS COMPUESTOS (sobre todo pollo, pavo...), y siempre la carne bien cocinada. Ojito con la moda de los pollos de corral criados en libertad. O mejor aún, pasarse al pescado y dejar la carne para dos o tres veces en semana. Lo que también es una recomendación extensible a otras muchísimas situaciones y edades.

- No comer ensaladas crudas o frutas sin lavar cuyo origen no se conozca a la perfección, así como leche no pasteurizada, huevos crudos, etc. Lo sentimos especialmente por las amantes del merengue y el tiramisú casero.

- "And last but not least", combatir la presencia de insectos que puedan transportar las esporas adheridas de un lado para otro. Como medida general, cargarse todo insecto que se encuentre en casa. Esto incluye a las cucarachas, por supuesto ... sentimos comunicar a los gatitos toxo negativos que no se les dejará cazar bichitos mientras su dueña toxo negativa esté embarazada... comprendemos vuestra frustración, pero es por una buena causa...

Para mayor tranquilidad de las lectoras: en España, aunque no hay datos oficiales 100% seguros, se estima que se da un caso de toxoplasmosis congénita por cada 10.000 recién nacidos vivos. O sea: es 67 veces menos frecuente que tener un hijo celíaco, 10 veces menos frecuente que el síndrome de muerte súbita del lactante, 10 veces menos frecuente que tener un hijo con sordera congénita, o 4-5 veces menos frecuente que tener un hijo con Fibrosis Quística. Así que pensad que las probabilidades son, en cualquier caso, muy bajas.

Aquí os dejo como referencia la entrada en la web del CDC: http://www.dpd.cdc.gov/dpdx/HTML/Toxoplasmosis.htm.

Otro estupendo resumen podéis verlo en http://www.aamefe.org/toxoplasmosis.html

7 comentarios:

doctordiabetis dijo...

Excelente artículo, yo de todas formas quitaría el gato y seguiría el resto de recomendaciones

Isabel dijo...

Hmmm hmmm

Lo malo es que quien tiene bichitos en casa suele considerarlos uno más de la familia...

No es tan sencillo...

Asun Rosado dijo...

Isabel, gracias por tu revisión. A veces, por pura rutina ,seguimos repitiendo las mismas instrucciones desde hace años y no nos paramos a reflexionar si nuestras indicaciones están o no fundamentadas científicamente.
Por tanto, sí a los gatos!, con precauciones, claro.....
Asunción Rosado

Anónimo dijo...

Doctordiabetis, qué fácil es hacer comentarios como ése, que causan miles de abandonos de gatos en España (en los países civilizados a ningún médico se le ocurre "recomendar" semejante cosa). En fin, muy propio de la mentalidad de este país en el que los animales son objetos de usar y tirar. Basta con unas pocas precauciones para que el gato no contagie, aún en el remotísimo caso de que adquiriera el toxoplasma, que ya es difícil, teniendo en cuenta que la inmensa mayoría de los gatos domésticos viven en ambientes cerrados y se alimentan de piensos y comidas comerciales y no de carne cruda cazada por ellos mismos. Pero nada, vamos a tirar por el camino fácil e irresponsable sin tener en cuenta las circunstancias ni que las probabilidades de contagio a partir de un gato son ínfimas. Soy médico y he trabajado en Bélgica, Holanda y Reino Unido y a nadie en su sano juicio se le ocurriría decirle eso a una embarazada, entre otras cosas porque ni siquiera es una recomendación oficial y en el mundo civilizado el abandono animal está castigado, no como aquí; casi no conozco una embarazada holandesa o belga que no tenga gato (tengo muchas amistades en estos países y casi todo el mundo tiene gatos, incluso gatos que salen al exterior porque suelen ser casas con jardines y a NINGUNA su gine le dijo semejante disparate). En cambio, lo de no comer jamoncito no se le ocurre decírselo a la embarazada a ningún gine, que está muy rico. Un poco de responsabilidad y ética hacia TODO ser vivo y sintiente, por favor. Acabo de ver un gato de 12 años que se dejó morir de inanición en una jaula porque su dueña lo abandonó gracias a tan sabio consejo de un ginecólogo y precisamente vi este blog buscando algún enlace con información sobre el toxoplasma en Internet para colgarla en el foro sobre el que se habla de este gato. Es vergonzoso.

Doctor G. dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con este último comentario. Yo, como veterinario, he podido comprobar que el desconocimiento de muchos médicos humanos con respecto del toxoplasma raya con la vulgaridad (como lo acabamos de comprobar).

El secreto para salir de nuestra ignorancia está en la EDUCACIÓN.

Saludos desde Lima, Perú

TITANICO1912 dijo...

me parece una aberración eso, el hecho de quitar el gato no es nada, hay muchos mas factores, el gato puede que sea el huésped definitivo, pero hay también intermediarios los cuales el hombre esta en ellos, entonces también se tendría que quitar al hombre.

TITANICO1912 dijo...

que falta de cultura par aun medico, el gato puede que sea el huesped definitivo, pero hay huespedes intermediarios que tambien son fuentes potenciales de infeccion, entre ellos esta el hombre.