03 enero 2007

Un día con la matrona

Durante los meses que he pasado en el Centro de Salud no ha hecho más que confirmarse mi sospecha de que muchos ginecólogos de este Área Sanitaria, a quienes ya tuve el horror de conocer durante la carrera, son, como mínimo, unos maleducados. Si les haces un PIC (parte inter-consulta) nunca lo contestan. ¿Para qué informar al médico de Atención Primaria del diagnóstico de la paciente y de cuál el proceso a seguir a continuación?. Pero tampoco sienten ningún tipo de respeto por la propia paciente. Si quieren hacerle seguimiento, nunca les dan ellos la cita o el volante necesario, sino que dejan que seas tú quien le haga el nuevo volante, de manera que la paciente nunca figura como "revisión" sino como "nueva", y eso le suele costar un par de meses más de lista de espera. A esto se une la desesperante costumbre de nunca hacer una sola receta, ni siquiera de anticonceptivos. Por ejemplo, a las pacientes derivadas para ACHO (anticoncepción hormonal oral) por cualquier factor especial, les entregan una caja de pastillas, probablemente de muestra, y no les dan receta para los meses siguientes. Pero tampoco les dan PIC de respuesta con la decisión que han tomado. Por lo que al final tienes que "creerte" que ha sido el ginecólogo el que les ha recomendado esa píldora, y no otra. Y cargar con la responsabilidad de hacerles las siguientes recetas sin motivos fundados, claro.

Sin embargo, no puedo decir lo mismo de las matronas. Hoy he tenido el gusto de pasar un día en la consulta de la matrona de AP de mi Centro.

Las matronas de AP son las encargadas de:
  • Confirmar embarazos mediante test rápido, el clásico de las dos rayitas iluminadas si es positivo, y sólo una rayita si es negativo.
  • Hacer la captación de las embarazadas para su seguimiento en primaria. Las pobres embarazadas tienen muchas tareas, entre ellas la de ser seguidas por todo el mundo: médicos de AP, enfermeras, matronas, tocólogos... Cuando un embarazo no cumple criterios de embarazo de riesgo, el seguimiento básico se hace en los Centros de Salud. Esto implica controles de TA, peso, dieta, hábitos, atención psicológica, etc. En la visita de "captación" se les pregunta todo tipo de antecedentes personales, sociales, familiares, y se les hace una prueba de detección de fenilcetonuria si no se les hizo la prueba del talón cuando eran bebés. Además se les dan consejos básicos para el cuidado del embarazo. Desde allí se deriva al tocólogo para determinación de edad gestacional, y al odontólogo para que les revisen cualquier problema actual con su boca (que, con toda seguridad, se agravará durante el embarazo).
  • Organización de las clases de educación maternal ("preparación al parto"), que se desarrollan en el propio centro. La mayor parte de las "alumnas" son también captadas y citadas desde esta primera visita.
  • Resolución de problemas con la lactancia. A este respecto resulta sorprendente que las matronas hayan tomado la decisión de supervisar una toma de pecho de cada nueva madre para corregirles pequeños defectos de técnica, aunque no haya quejas ni refieran problemas. Es una forma de prevención inaudita, que podríamos considerar equivalente a la educación para el autocontrol del asma.
  • Realizar la toma de muestras vaginales (frotis VCE: "E" de Endocérvix, "C" de exoCérvix y "V" de fondos de saco Vaginales). Las comúnmente conocidas como "citologías". Antiguamente se hacían en los centros de atención especializada, pero, en un intento de acercar dicha prueba a la población y favorecer la participación en la misma, se ha llevado a los centros de primaria. Esa ha sido la nueva habilidad a aprender hoy: me he tenido que enfrentar por primera vez a un espéculo desechable. Lo curioso del tema es que, sin ser difícil, llegar a hacerlo bien parece un arte. A pesar de lo que los libros puedan mostrar, no a todas las mujeres se les encuentra claramente el cérvix al primer intento. De cualquier modo lo he conseguido, e incluso las pacientes me han "aprobado" al decir que lo había hecho bien.
Hoy también hemos tenido que discutir acerca de los ginecólogos con una paciente. Al parecer le llegó una citología con resultado anormal (frotis inflamatorio: hongos) y se le dio en AP tratamiento para las dichosas cándidas. Una vez conseguido el efecto deseado, se le repitió la citología. Sólo que en esta ocasión la llamaron desde Ginecología porque había algo anormal en la misma, y tuvo que ir allí a buscar el resultado. Le diagnosticaron un SIL I / CIN I, con HPV positivo para genotipo 16 y 31. Sin más explicaciones, la enviaron a la consulta de oncología ginecológica, donde otro ginecólogo malencarado, al escuchar las preguntas de la paciente acerca de qué carajo estaba pasando con sus cándidas, le contestó: "Aquí no curamos cándidas, aquí se cura el cáncer". Podéis imaginar el efecto que estas palabras tuvieron sobre la pobre chica.

Debieron repetirle allí la citología, que al fin fue normal, y la re-derivaron para seguimiento anual en AP. La desinformación de la paciente continuaba siendo tal que pensaba:
  1. Que tenía cáncer
  2. Que le habían curado un virus con antifúngicos
  3. Que hacerle los seguimientos cada año le parecía demasiado espaciado.
Así que he tenido que contemplar cómo, con la mayor paciencia del mundo, la amable matrona le explicaba paso por paso la patogenia del cáncer de cérvix; cómo el HPV no tiene "cura" hoy por hoy, aunque estamos a punto de disponer de una vacuna; cómo su diagnóstico no tenía aún nada que ver con un cáncer; y cómo la citología cumplía un papel de vigilancia constante. Ante su miedo de que las citologías anuales fueran insuficientes, la matrona dijo que ella tenía que hacer lo que el ginecólogo indicaba (... para una vez que había mandado un informe en condiciones!), pero se ofreció a hacerle citologías "intermedias" si ella detectaba cualquier otro síntoma o manchado.

Obviamente, la chica se fue de la consulta de la matrona mucho más aliviada de lo que salió de la del ginecólogo.

7 comentarios:

Ana dijo...

Te veo muy quemada con los ginecologos. Yo soy r2 de gine y en mi hospi las cosas van muy bien. A veces los d efamilia son muy kiskillosos, pero no toods son igual y no se puede generalizar

Ana dijo...

No generalices que no todos somos iguales. Mi experiencia tb es que los de familia son de lo peor ( no todos), pero en las guardias dejan mucho que desear

Isabel dijo...

No generalizo. He dicho claramente que son "muchos ginecólogos de mi área sanitaria", no "todos los ginecólogos del país". Desgraciadamente muchos de los que he conocido son unos bordes como personas, aunque sean buenos profesionales, y a las pacientes tienden a tratarlas bastante mal (en el trato personal, no en el trato profesional).

Obviamente hablo de ginecólogos mayores, casualmente. De los/las residentes no tengo ni media queja.

Cocido con gofio dijo...

A Ana:

Isabel critica a los gines de su área, pero dice cosas concretas sobre ellos. Tú dices que los de familia en las guardias dejan mucho que desear.... ¿podrías explicar en qué sentido?

Melian dijo...

Pues en mi ciudad (que sólo tiene un hospital) el servicio de Gine es lo peor, y todo lo que ha dicho Isabel de que son bordes, de que pansa de los pacientes y no les explican casi nada se cumple. Ninguno de mis compañeros que pretende hacer gine se quiere quedar aquí...Aunque también hay que decir que es una especialidad que se las trae en cuanto a la relación médico-paciente y la facilidad que tienen para llevarse la denuncia (pioneros casi en este aspecto) en cuanto algo sale mal...normal que falten obstetras y que anden mu quemados.

Ana dijo...

Bueno ya como os poneis. Sois medicos de familia todos ???
no lo entiendo, pero animooooo.
En mi hospi somos los mas queridos .un beso para todos y feliz año

EDU dijo...

ANA, A QUE TE REFIERES CON QUE LOS DE FAMILIA DEJAN MUCHO QUE DESEAR EN LAS GUARDIAS.
CREO QUE IGUAL DE ARBITRARIO ES TU COMENTARIO QUE EL DE ISABEL. Y DIGO ARBITRARIO PORQUE LO QUE ESTAIS HACIENDO EN ESTA DISCUSION ES PROMOVER LO QUE LOS GESTORES Y LAS ADMINISTRACIONES QUIEREN: DIVIDIRNOS.
QUE HAY GINES MALOS Y MUY MALOS PUES CLARO , YA LO SABEN ELLOS PERO LA MAYORIA SEGURO QUE SON BUENOS PROFESIONALES PERO QUEMADOS CON UN SISTEMA QUE NO RECONOCE SUS MERITOS Y LES EXPLOTA Y SO REPERCUTE COMO LAS FICHAS DE DOMINO EN TODA LA CADENA TERMINANDO EN EL PACIENTE Y EL M. DE FAMILIA.
EL PRIMER PASO SERÍA AVERIGUAR PORQUE EN ESE SERVICIO ESOS GINES ACTUAN ASÍ ¿ALGUIEN SE HA PREOCUPADO DE ESO DESDE GERENCIA U OTRO AMBITO? TE DOY LA RESPUESTA NO.