01 julio 2006

La tarde temática

Para quienes no crean en las alineaciones de astros y la predeterminación de la suerte humana según su situación, resultaría bastante curioso pasar una tarde en urgencias. Suele ocurrir que los días suelen ser temáticos. O todo lo que te llegan son cabezas abiertas, o todo síncopes, o todo GEAs, o todo ictus. Y ayer volvió a suceder durante mi primera guardia de traumatología: tuvimos la "tarde temática" de las muñecas.

Aparte del clásico Colles, que todos nos aprendemos de memorieta durante el MIR con la famosa regla mnemotécnica de "el puto Colles me la sudará", tuve la ocasión de ver una fractura de Smith o "Colles invertido". Se trataba de un chico joven que se cayó jugando al fútbol. Cuando entró a la consulta venía sujetándose en vertical una mano con la otra para que no se le cayese, como si del Dalai Lama se tratase.

Una frase que se suele repetir a menudo es que los traumatólogos son muy brutos. Pero ayer quedé gratamente sorprendida cuando ví con qué delicadeza reducían y alineaban cada fractura de muñeca que llegaba, tirando lentamente de los dedos de la mano fracturada usando el peso de su propio cuerpo. A los pacientes les dolía más el pinchazo de la anestesia que el resto del proceso. No reduje yo misma ninguna de ellas, pero gracias a esta tarde temática y a la observación repetida del método, creo que, si se tercia, podré hacerlo en la próxima guardia.

Además diré en su defensa que me reí con ellos como en ninguna otra guardia, y para rematar me invitaron a cenar pizza y me dejaron dormir desde las 3 de la mañana. Dan ganas de volver a menudo por allí. Incluso se llega a plantear una cuántos de ellos estarán solteros :).

PD: La fractura de Goyrand-Smith quedó reducida a la perfección, pero como ya sabéis, es inestable por definición, y probablemente se descolocará y acabará en quirófano. Ojalá no sea así.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Lee esto, te va a gustar

http://siberiamalvinas.blogspot.com/2009/10/sobre-la-fractura-de-colles.html

Un saludo