24 febrero 2006

Pequeñas ilusiones

A mi siempre me sorprendió cómo algunos compañeros del colegio y del instituto recibían recompensas por todo lo que hacían: bicicletas si no suspendían matemáticas, estancias en campamentos de verano si aprobaban todas, ciclomotores si no hacían muchas pellas... incluso, ya en la carrera, algunos padres regalaban a sus hijos preciosos Audis A3 si aprobaban anatomía.

Quizá por ser familia numerosa con no demasiados recursos, o quizá por tener a mis padres demasiado bien acostumbrados, yo nunca recibía más recompensa por mis notas que un escueto "muy bien" y la correspondiente firmita en el boletín. Mis padres siempre defendieron, y con toda la razón, la idea de que la recompensa era lo que yo estaba haciendo para mí, la formación que estaba adquiriendo, que redundaría en mi futuro bienestar.

Así que como ya tengo casi 25 años y me apetece darme una pequeña recompensa por todo este tiempo de trabajo, voy a comprarme un cochecito para salir de paseo los sábados y domingos. Ya lo he comentado en alguna ocasión en este blog, es uno de mis objetivos a corto-medio plazo: poder ir al trabajo andando y tener un cochecito para moverme cuando tenga que desplazarme más lejos.

Como no puedo gastar mucho dinero en un coche (recordemos que pertenezco a una profesión mal tratada en este país, ver mi anterior post), pero no me fío de los coches de segunda mano, he escogido estos dos candidatos:

Dacia Logan 1.4 Làureate:


Hyundai Getz 1.1 GL:

Siendo claros, el coche para mí no es una auténtica necesidad, sino más bien una pequeña ilusión, por lo que puse como límite un precio de 10.000 euros (poco más o menos). A los candidatos les he exigido que por ese precio incluyan aire acondicionado y 4-5 puertas. Tras mucho leer y tras visitar concesionarios descarté a los "pequeñines" de maletero enanito como el Picanto, por muy atractivos que me parecieran al principio. Y estos dos que han quedado me parecen rivales dignos.

El Logan destaca sobre todo por su amplitud, su habitabilidad, su gran maletero, su sencillez y bajo coste de mantenimiento, además de su mecánica sobradamente conocida y probada (toda su maquinaria es Renault y procede de modelos tan famosos como el Clio, el Modus o el Mègane). Sus puntos débiles, según me cuentan quienes ya lo tienen, son el aislamiento acústico y unas suspensiones ligeramente blandas (que pueden ser ventaja o desventaja según el terreno por el que nos movamos). Ah! Y la lista de espera.

El Getz es un urbanita, más compacto a la hora de aparcarlo, con menor maletero pero más modular (los asientos traseros son fácilmente abatibles), y con menor consumo. Sus puntos débiles son el motor, un 1.1, y la equipación (el acabado GL es el más básico y obvia detalles como el cierre centralizado remoto). Además aunque no parece incómodo en absoluto, da la sensacion de tener menos espacio en la parte trasera, lo cual para los viajes algo largos puede ser desalentador (hasta hoy he sido pasajera apretujada durante 24 años... sé lo que se siente).

Ambos tienen 3 años de garantía, lo cual me parece esencial viendo los problemas que mi padre ha tenido con su Peugeot Expert (que tenía sólo 2 años de garantía, y en esos 2 años ha necesitado 2 cambios de inyectores). Y tienen esencialmente el mismo precio (bueno, ligerísimamente mayor para el Hyundai Getz). No sé, ¿qué opináis? ¿Cuál os compraríais si estuviérais en mi lugar?

Aún me queda por ir a ver el Logan al concesionario... y espero poder ir esta tarde. Ya os contaré.

3 comentarios:

Javier dijo...

Hola isa. Pues no se. de coches entiendo mñas bien poco, por la falta de necesidad de informacion... El Logan es chulo. Pero si esta mal insonorizado... eso es un fiasco. No se. por lo que cuentas, de esos dos, me quedaria con el Logan... jamas me han gustado los maleteros pequeños. Por cierto, has mirado algun Seat... van muy bien de precio y calidad.

Anónimo dijo...

Yo sinceramente. Y te lo digo de todo corazón, no me compraría un coche. Invertiría todo ese dinero en mi mismo, en aprender un idioma (inglés, francés, misc...etc) con soltura y luego, al acabar la residencia, me largaría de España.

Entonces te podrás comprar, no uno de esos coches que menciones, sino un Porsche si te apetece. Y no hablo por hablar. Hablo por la hermana de un compañero de mi clase que hace la residencia en Inglaterra.

Saludos

Isabel dijo...

Hola Javi... he mirado los Seat, pero no van lo suficientemente bien de precio como para que pueda comprarme uno (incluso el Ibiza más simple se acerca a los 2 millones, y no digamos si lo quiero con 5 puertas y A/A)... De todos modos entiendo que te gusta más el Logan que el Getz, verdad?

En cuanto a "Anónimo": por suerte durante mis estudios sí que tuve una pequeña recompensa a modo de becas para idiomas en el extranjero, que me dieron en 3 ocasiones. Ando bastante suelta de inglés, y en el último viaje adquirí bastante vocabulario médico. No obstante pienso apuntarme a un curso de inglés médico en cuanto pueda, que nunca se sabe dónde va a acabar trabajando una (ver post anterior). Pero gracias al cielo no me hará falta renunciar a mi pequeño capricho para conseguirlo. Y un Porsche no, pero qué te juegas a que un Passat si que cae :)