05 mayo 2005

Primer simulacro - ¡Qué horror!

Qué sensación tan mala. El simulacro me ha parecido muy complicado. Por varias condiciones:
- El tiempo limitado (2 horas y media)
- La dificultad de las preguntas (he detectado más nombres desconocidos que nunca en ningún otro examen, y mayor número de epónimos juntos que en mi vida).

Mis sentimientos han sido muy variados. La primera hora se me hizo muy cuesta arriba. Comencé fallando muchas preguntas de golpe. Y de pronto me dí cuenta: ostras, esto es un simulacro, no un mir del libro rojo. Así que decidí empezar a dejar preguntas en blanco cuando no las sabía. Eso empecé a hacerlo alrededor de la pregunta número 35.

La segunda mitad del examen el tiempo se me echaba encima y desesperaba porque veía que las preguntas eran muy largas, pasaba minuto y medio leyendolas, y para colmo no las acertaba. De pronto, sin saber cómo, me vi haciendo lo que nunca he hecho: screening de preguntas... ¡buscando las cortas y las que me sabía y saltándome el resto! Desesperante carrera contra el reloj.

Tras tantísimo estrés, el resultado ha sido el siguiente: 183,74 puntos netos. Dejando 47 preguntas en blanco y fallando otras. En una situación distinta, con 5 horas, habría dado una segunda vuelta para repasar las preguntas en blanco y contestarlas con más tranquilidad (como hacía con los MIRes del libro rojo). Pero con 2 horas y media no se puede hacer...

Conclusión: las preguntas cortas y fáciles VALEN LOS MISMOS PUNTOS QUE LAS LARGAS Y DIFÍCILES. Si falta el tiempo, A BUSCAR LAS BUENAS!!!