17 mayo 2004

Novatos hay en todas partes

No he aprobado el examen de conducir.

La otra vez fue mi culpa y me lo merecí, por no aparcar bien.

Pero esta vez me ha parecido injusto.

Paré en un semáforo amarillo fijo (en el que además había gente esperando para cruzar), con tan mala suerte que me quedé demasiado hacia delante y no conseguía ver la luz del semáforo de vehículos.

Me guié por el de peatones, porque no me quedaba más remedio.

Y ya está. Por eso me dieron el no apto.

No creía que ese fallo fuese tan sumamente grave. Pero claro, como me dijo mi profesor de autoescuela más tarde... mi examinador era jovencísimo (tendría mi edad o poquito más), es decir, estaba recién salido de la academia de examinadores. Y por eso es tan rígido con la aplicación de las normas. Porque aún es un puñetero novato.

Ahora veremos de donde saco el dinero para pagar la renovación de papeles, las 5 clases que tendré que dar, las tasas de tráfico...

Y por supuesto no me podré presentar el dia 2 de junio, como debería ser (porque tengo el examen de reumatología). Tendré que esperar al dia 10. Qué faena.

No hay comentarios: